//
estás leyendo...
Medio ambiente

Movimiento Antitaurino Internacional. Prohibición de Toros en Quito y Cataluña.

Podemos ser menos violentos con los animales. En julio del 2010 Cataluña anunció la prohibición de las corridas de toros en toda la comunidad autónoma. En Mayo del 2011 en consulta popular la ciudad de Quito prohíbe todo espectáculo público que implique la muerte de un animal. ¿Es una simple coincidencia, o una muestra de la sociedad global en formación? En ambos países esto despertó una apasionada discusión entre grupos que buscan proteger los derechos de los animales, y defensores de las corridas de toros por su tradición histórica y cultural.

 El activismo internacional puede convertirse en un marco de referencia de propuestas activistas locales. Esta tendencia se justifica en temas como el medio ambiente, porque sus consecuencias rebasan fronteras. Sin embargo, esta misma tendencia se podría estar reflejando en temas más locales. Los movimientos activistas actuales parecen no estar exclusivamente centrados en provocar cambios políticos, sino en reivindicación de nuevas formas de relacionamiento social.

 Los grupos activistas ecuatorianos que se oponen a las corridas de toros no tienen influencias significativas que indiquen algún tipo de dependencia con movimientos internacionales; sin embargo, se comparte valores tales como la defensa de los animales, una nueva relación con el medio ambiente, y un proceso civilizatorio progresista. En Ecuador tampoco se han utilizado estrategias utilizadas por el activismo internacional como la adhesión de personalidades públicas, la recolección de firmas, la presencia masiva de personas pintadas de rojo y con banderillas en sus espaldas a las puertas de las plazas de toros, y la sensibilización mediática.

 Como coincidencia entre los movimientos locales y los catalanes se encuentra el recurrir al argumento de que la mayoría de la población encuestada se opone o no asiste a los espectáculos taurinos según las encuestas. En contraste, el argumento de los grupos pro-taurinos se centra en la protección de estas prácticas por ser propias de la esencia cultural popular tradicional. En esta línea de argumentación, se encuentra una gran similitud entre los grupos taurinos locales y catalanes, quienes defienden fuertemente las corridas de toros asociándolas a la defensa de la tradición, la fiesta popular, la cultura y la identidad.

 Los argumentos más sólidos por parte de los grupos pro-taurinos parecen estar más bien en la cuantificación del movimiento económico generado en términos de promoción turística, generación de empleos y crecimiento económico. En el caso taurino la discusión se ha politizado, pero se ha mantenido hasta ahora principalmente en un ámbito local. Sin embargo,  cabría suponer la posibilidad de tener esta discusión en la agenda de los próximos foros internacionales.

 Existe el valor potencial de que este proceso como tantos otros movimientos sociales sea fortalecido por la creación de redes transnacionales activistas con objetivos comunes. De hecho, ILP que encabezó la propuesta legislativa en Cataluña, expuso la disposición de esta organización de apoyar movimientos pro derechos de los animales en otros países. La creación de redes internacionales llamadas a llevar nuevas ideas al plano discursivo internacional se enfrenta al reto de ajustar sus argumentos a sistemas de creencias heterogéneas, lo cual sería posible solamente con la intervención activa de un actor comprometido, quizás un espacio liderado por organizaciones de la sociedad civil. De ahí la necesidad de consolidar alianzas en grupos con intereses comunes.

 Si bien parece no haber una relación cercana de dependencia entre el activismo en Ecuador y el catalán, seria interesante profundizar una posible relación entre el separatismo catalán y el rechazo a la hispanidad en un lado y el otro, tomando como bandera el rechazo a una tradición castellana. Tanto los grupos pro-taurinos como sus opositores tienen en su lucha, un potencial de asociación con grupos que comparten sus mismas preocupaciones y que siguen de manera general una misma línea de pensamiento en otros países. Es quizás muy temprano para identificar si este tema será parte de la agenda internacional, pero cabe la posibilidad de que alguno de los grupos activistas tanto a favor como en contra de las fiestas taurinas sepa aprovechar efectivamente la plataforma del apoyo internacional para inclinar la balanza a su favor. Probablemente, la sociedad civil mundial este más predispuesta a apoyar un giro hacia una visión más progresista, a menos que el argumento de la defensa de los derechos de la libre expresión cultural de los pueblos se vuelva en un argumento sostenible para la protección de las corridas de toros como un patrimonio cultural.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: